¿Ya sabes cómo amar?

Si nuestra más grande necesidad hubiera sido de dinero, Dios hubiera mandado a un economista.

Si nuestra más grande necesidad hubiera sido de conocimiento, Dios hubiera mandado a un educador.

Si nuestra más grande necesidad hubiera sido de diversión o entretenimiento, Dios hubiera mandado a un artista.

Pero como nuestra mayor necesidad era de amor y salvación. Dios mandó a su Hijo, un Salvador, para mostrarnos cómo amar.

Y tu… ¿ya sabes cómo amar?

 

Comentarios

Deja un comentario