Todo es posible si lo intentas…

“Todo es posible si lo intentas” es una frase típica pero muy potente que implica esfuerzo y voluntad para aplicarla en la vida diaria ante los deseos, sueños, aspiraciones e ilusiones que tengas.

“Todo es posible si lo intentas”. Puede ser y puede no ser. Por eso hoy vamos a “desgranar” aquí un poco el “todo”, lo “posible” y el “intentar” porque no se trata de enamorarnos de frases que en la vida real no son factibles de realizar.

Si partimos del “todo”, hay muchas cosas que queremos en esta vida, sueños alcanzables, pero también inalcanzables. Por eso es importante definir con precisión cuáles son esos sueños e ilusiones y ver si se pueden cumplir o no.

Como ejemplo se puede desear hacer un largo viaje y conocer varios países, lo cual quizá no posible si no se tiene suficiente dinero y tiempo, pero en cambio sí se puede planear un viaje a alguna ciudad o pueblo cerca de donde se vive y tener unas dignas vacaciones de acuerdo al bolsillo de cada persona.

¿En esta vida es “posible” todo? Por supuesto que no, pero sí es posible cristalizar sueños, si estos son alcanzables y factibles, por es necesario ubicar esas aspiraciones y saber distinguir entre lo posible y lo imposible.

Por “intentar” no hay que parar, pero antes de intentar se debe tener claro los dos primeros términos: todo y posible. Si para estos hay alternativas, entonces el mayor trabajo y esfuerzo es hacer que la intención se haga una realidad.

Todo depende de ti

Así que lo dudes lo siguiente: Está en ti y sólo en ti hacer que la frase de “Todo es posible si lo intentas” sea no sólo una realidad en tu vida, sino una constante. Todo depende de posibilidades, pero sobre todo de fuerza y mucha voluntad para que tú puedas conseguir lo que deseas.

Visto y hecho así, entonces no habrá duda de que “todo es posible si lo intentas”… ¡Adelante!

Comentarios

Leave a Comment