Señor enséñame a recordar

A recordar que no puedo hacer que nadie me ame, lo que sí puedo hacer es dejarme amar.

A recordar que toma años construir la confianza, y sólo segundos para destruirla.

A recordar que lo más valioso no es lo que tengo en mi vida, sino a quien tengo en mi vida.

A recordar que rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita.

A recordar que debo controlar mis actitudes, o si no mis actitudes me controlarán a mí.

A recordar que no es bueno compararme con los demás, pues siempre habrá alguien mejor o peor que yo.

A recordar que el dinero lo compra todo, menos la felicidad.

A recordar que los amigos de verdad son escasos, y quien haya encontrado uno tiene un verdadero tesoro.

A recordar que soy dueño de lo que callo, y esclavo de lo que digo.

A recordar que la felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de mis decisiones.

A recordar que dos personas pueden mirar una misma cosa, y ver algo totalmente diferente.

Gracias Señor por ayudarme a crecer y enseñarme a vivir.

Comentarios

Leave a Comment