¡Pasa página!

La expresión “¡pasa página!” seguramente nos la han dicho una o varias veces cuando compartimos con alguien una desagradable experiencia que hemos vivido con otras personas y que nos ha dejado internamente mal.

Y aunque nos la dicen con la idea de que olvidemos lo vivido, no la aplicamos inmediatamente y seguimos recordando la mala situación vivida, encontrándole escenas, palabras y hasta actitudes desagradables que nos han transmitido otras personas y que encima de que nos provocan enojo, impotencia y hasta frustración, pasan a afectar nuestro estado emocional y de salud.

No debemos pasar por alto esta expresión, porque aunque se escucha ligera, rápida y sencilla al oído, tiene mucho sentido y verdad.

“Pasa página” es aprender a ver con otros ojos, con otra mentalidad los momentos desagradables que la vida gratuitamente nos regala, o que nosotros, sin querer, los provocamos. Es ver lo que vivimos no sólo con otra visión, sino con otros sentidos y sentimientos.

“Pasa página” es una expresión que debemos tatuar en nuestra mente y corazón y que con voluntad y esfuerzo tenemos que aplicarla inmediatamente cuando nos damos cuenta que estamos dedicando tiempo y  energía a algo que no vale la pena y que lo único que nos deja es desgaste emocional.

No remuevas sentimientos y pensamientos cuando te surjan vivencias desagradables. Aprende en verdad a “pasar página” y a trabajar mentalmente el olvidar, el perdonar, pero sobre todo el aprender lo bueno de lo malo.

Cuando sientas que aún luego de haber desahogado una situación, pasan las horas y se te remueven de nuevo los sentimientos, habla contigo y repite: “voy a pasar página de esto”, y oblígate a pensar en otras cosas. Es un ejercicio que implica esfuerzo, pero siendo constantes, lo conseguiremos.

Así que no lo olvides, “Pasa página” es aprender a vivir la vida lo mejor posible… ¡por tu propio bien!

Comentarios

Leave a Comment