El viejo, el niño y el burro

Había una vez un viejo, un niño y un burro que debían viajar por un camino que atravesaba varios pueblos.
Mientras atravesaban el primer pueblo, el niño iba sobre el burro y el viejo iba caminando a su lado.

La gente los vio llegar y criticó diciendo: “niño mal educado, en vez de dejar a su abuelo ir en el burro, lo hace caminar largos kilómetros”.

Ellos escucharon las críticas.
Al entrar en el próximo pueblo, el viejo iba arriba y el niño iba caminando.

La gente los vio llegar y criticó diciendo: “viejo desconsiderado, en vez de cuidar a su nieto, lo hace caminar largos kilómetros”.

Ellos escucharon las críticas.
Al entrar al próximo pueblo, el viejo y el niño iban arriba del burro.

La gente los vio llegar y los criticó diciendo: “pobre burro, los dos van encima de él”.

Ellos escucharon las críticas.
Al cruzar el próximo pueblo, el viejo y el niño iban caminando al lado del burro.

La gente los vio llegar y los criticó diciendo: “miren a esos dos tontos, tienen burro y van caminando”.

Moraleja: es imposible conformar a todas las personas.

 

Comentarios

Leave a Comment