El sombrero lila

A los 3 años: Se mira en el espejo y ve una reina.

A los 8: Se mira y ve a Cenicienta.

A los 15: Se mira y ve una hermanastra fea (de Cenicienta) “¡Mamá, no puedo ir a la escuela con este aspecto!”

A los 20: Se mira y se ve “demasiado gorda, demasiado delgada, demasiado baja, demasiado alta, cabello demasiado rizado, demasiado liso”, pero decide que va a salir de todas formas.

A los 30: Se mira y se ve “demasiado gorda, demasiado delgada, demasiado baja, demasiado alta, cabello demasiado rizado, demasiado liso”, pero decide que no tiene tiempo para arreglarlo y va a salir de todas formas.

A los 40: Se mira y ve “demasiado gorda, demasiado delgada, demasiado baja, demasiado alta, cabello demasiado rizado, demasiado liso”, pero dice “por lo menos estoy ‘limpia”, y sale de todas formas.

A los 50: Se mira y ve “yo soy” y va por donde quiere ir.

A los 60: Se mira y se acuerda de todas las personas que ya no se pueden ver en el espejo. Sale y conquista el mundo.

A los 70: Se mira y ve sabiduría, risas y capacidad. Sale y disfruta de la vida.

A los 80: Ni se preocupa en mirar. Simplemente se pone un sombrero lila y sale a divertirse con el mundo.

En general, las mujeres deberíamos coger el sombrero lila más pronto y aprender a disfrutar las cosas buenas de esta vida. Esto es mejorar la autoestima.

Comentarios

Leave a Comment