El camino de la vida

La vida es camino corto, porque la muerte nos espera. Estrecha cuando nos agobian los problemas. Larga cuando no sabemos a dónde vamos. Peligrosa, cuando nos salimos de ella.

Cada uno de nosotros tenemos un camino, cuando la vida se nos hace pesada, es porque queremos que las demás personas entren al nuestro.

La vida es un camino feliz, si notamos la diferencia entre cada paso que damos, si disfrutamos cada momento como si no existiera la posibilidad de volverlo a repetir, si hacemos que nuestro camino se convierta en una ruta de sueños cumplidos, de sentimientos expresados y no olvidarnos que en el recorrido encontraremos desvíos, huecos, altos, sedas, pero que existen señales que nos guían, que nos enseñan cómo enfrentar una curva, un descenso, un obstáculo.

Cree en ti, mantén la velocidad, sigue con tu camino, nadie más en todo el Universo tendrá uno tan especial y recuerda que el Señor te guía y te acompañará siempre y en todo lugar.
 

Comentarios

Deja un comentario