El camello

Una historia que nos cuestiona sobre nuestra propia identidad y cómo ésta se traduce en autenticidad.

Si no te decides a cambiar y a progresar, se te podrá aplicar el cuento del camello:

Había una vez un árabe que viajaba de noche. Sus esclavos, a la hora del descanso, se encontraron que no tenían mas de 19 estacas para atar a sus 20 camellos.

Cuando consultaron al amo, éste les dijo: “Simulen que clavan una estaca. Cuando lleguan al camello número 20 creerá que esta atado”.

Así lo hicieron efectivamente, y a la mañana siguiente todos los camellos estaban en su sitio, y el numero 20, al lado de lo que se imaginaba, sin moverse de allí. Al desatarlos para marcharse, todos se pusieron en movimiento menos el número 20 que seguía quieto sin moverse. Entonces el amo dijo:

-“Hagan el gesto de desatar la estaca de la cuerda, pues el tonto aún se cree atado”.

Así lo hicieron y el camello entonces se paró y se puso a caminar con los demás.

¿Cuales son las falsas ataduras que te impiden ser tu mismo? 

¿Habrá otros que te amarran a tu falta de autenticidad por la cual no aspiras ser tu mismo?

Y ¿por qué no tratar de aprovechar al máximo tus inmensas potenciales aspirando ser tu mismo?

Alvaro Jiménez Cadena, S.J Ph.D

 

Comentarios

Leave a Comment