El alacrán

Había una vez un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando.

Decidió sacar al animalito del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.

Ante el dolor lo soltó, por lo que el animal de nuevo se estaba ahogando.

Entonces intentó sacarlo y otra vez lo volvió a picar.

La escena se repitió varias veces: sacarlo del agua, ser picado y soltarlo.

Alguien que observa le dice: “¡Cómo es terco! ¿No entiende que cada vez que lo saque del agua lo va a picar?”.

Entonces el maestro oriental le respondió: “La naturaleza del alacrán, que es picar, no va a cambiar mi naturaleza, que es ayudar”. ¿Cuál es tu naturaleza?

Es difícil entender para el ser humano por qué muchas cosas están encima de los intereses de cada uno.

Comentarios

Deja un comentario