Albatros

Me gustaría ser Albatros, para poder ver la intensidad del mar azul junto con la sensación del mar golpeando mis plumas.

Sentir la fricción del viento bajo mis alas en un giro cerrado en la inmensidad del cielo azul y sentir la plenitud de la libertad, y tener esa bendita sensación de que el tiempo se detiene por horas en la profundidad del mar azul.

Ver la intensidad de una puesta de sol bajo el cobijo de la penumbra, sin que el mundano ruido sea un estorbo.

Sentir la tranquilidad de una noche de luna llena sobre la violencia del golpeteo de las olas del mar contra las rocas de un atolón desierto.

Me gustaría vivir la vida sin esa preocupación constante de superarme a mi mismo, ya que ahí radica la grandeza de los hombres, aunque a veces me pregunto si en eso radica realmente la grandeza, o la grandeza es el tener la percepción de maravillarse de cosas que Dios nos dio como el Albatros, y vivir en armonía con nuestros semejantes.

Jorge del Barco Licona

 

Comentarios

Leave a Comment